No todo vale en entrenamiento.

En AZOS, Salud y Rendimiento defendemos que no hay cabida en nuestro centro para la implantación de un “culto al cuerpo" sino mas bien un “culto a la salud”. Este concepto nace de la observación directa de los efectos nocivos que se producen cuando la realidad sobre el ejercicio físico es llevada a límites que no son recomendables.

Entendemos que para una parte de la población existe interés hacia la idea de desarrollar métodos rápidos con el único fin de alcanzar una figura deseada en el menor tiempo posible. Nuestra ética profesional nos prohibe aplicar este tipo de medidas, al ser conocedores de lo potencialmente perjudicial para la salud física y mental que pueden llegar a ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *